Como controlar la caspa

■ Las causas: La causa de la molesta formación de caspa puede ser debida a una hipo- o hiperfunción genética de las glándulas sebáceas, a un problema de estrés, sobrecarga, enfermedades orgánicas, medicamentos, a un desengrasado excesivo del cuero cabelludo por el uso de productos de cuidado inadecuados o a un manto ácido protector dañado.
■ Los síntomas: Sequedad, tirantez, picor del cuero cabelludo y antiestáticas partículas de caspa que caen sobre la ropa.
■ Los remedios: Champús específicos contra la caspa (p.ej. “head & shoulders classic clean”) consiguen lavar el pelo y el cuero cabelludo de forma especialmente cuidadosa y en profundidad. Las sustancias vegetales contenidas combaten las bacterias, mientras los ingredientes de cuidado calman la piel y reducen el escozor.
■ El styling: Lava el pelo máximo una vez al día y con agua no demasiado caliente, de lo contario el cuero cabelludo podría resecarse, haciendo que se vuelvan a formar residuos. A continuación se aclara bien el pelo con agua fría para retirar cualquier resto de espuma y champú. El aire de secador demasiado caliente también irrita la piel, por lo que no se debería secar el pelo durante demasiado tiempo, ni a una temperatura demasiado alta. Lo mejor es dejar secar el pelo, durante el máximo de tiempo posible, al aire.

Anticaspas

Además, las marcas de mayor calidad son elaboradas con los ingredientes fundamentales que hacen que un shampoo cumpla con todas las funciones. Su fórmula contiene: agente limpiador, modificadores o estimuladores de espuma, acondicionadores, espesantes, aditivos, perfumes, colores y aditivos especiales (antiseborreicos y anticaspas).

Zumo de alcachofa para la caspa

La caspa es a menudo un signo de hiperacidificación del cuerpo. Una cura de zumo de alcachofa puede restablecer el equilibrio. Toma un a tres vasos diarios. Al cabo de tres semanas desaparece la caspa y el picor. Además ayudan unos lavados con vinagre de manzana biológico (en tiendas dietéticas). Así se hace: mezclar una cucharada de vinagre con un vaso de agua y verter, después del lavado, encima de la cabeza y de la nuca.
También ayudan lavados con infusiones de enebro para combatir el mal desde fuera. Los peines y cepillos se han de limpiar con regularidad.

Todas los articulos publicados en http://la-peluqueria.com/ son extraidos de otras webs y publicaciones viejas, una gran cantidad enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a lapeluqueria.com@gmail.com y sera removida a la brevedad, Gracias!